Los miedos infantiles

miedos-infantiles-psicoterapia



Los miedos infantiles


Temor a la oscuridad, dormir con la luz encendida o en la cama de los padres, la aparición repentina de monstruos, ser capturad@ por un extraño, temor a los perros…son algunos de los miedos propios de la infancia. Los padres consultan a una psicoterapeuta cuando el nivel de angustia de su hij@ es elevado. En algunos niñ@s se resuelven sin generar ningún trastorno, en otros, puede ser necesario un acompañamiento profesional.

Hay una gradación en la intensidad de la angustia, de mayor a menor, localizamos: un miedo, temores y terror. Hay miedos típicos en el desarrollo de los niñ@s y en la historia de la cultura. Desde el psicoanálisis ubicamos en el corazón de la vida, la idea de un cierto miedo a la pérdida. Estamos en una época en donde lo perdido y la pérdida nos atraviesa como seres humanos, aunque intentemos evitarla a cualquier precio.

¿Qué función tiene el miedo? 


El miedo puede ser una barrera de protección, hay miedos que marcan cuáles son los límites de ese niñ@, hasta dónde llega, cómo gestiona la angustia. 

Otras veces, ese límite puede venir de fuera, la familia o la escuela, “si no recoges los juguetes, no jugarás más”, “si no terminas la ficha, no saldrás al patio”… una clara amenaza de castigo. 

Hay miedos que pueden tener una vertiente más creativa: descubriendo por sí mismos qué es lo prohibido y qué es lo permitido para alguien de su edad; a qué cosas puede jugar y qué cosas le son imposibles de hacer. 

Recuerdo el caso de un niño de 9 años que toma la decisión de dejar de jugar a un videojuego archiconocido porque le produce nerviosismo, se nota agitado y le cuesta ‘bajar el nivel de ansiedad’ requerido para un juego de ‘matar’. Un caso entre muchos que no pueden desengancharse; una luz al final del túnel de esta época en la que se propicia que TODO es posible, sabiendo que, si sigue en el túnel que lo conduce a tú puedes todo, les genera angustia y mucha. 

Por eso en la consulta con niñ@s, además de tratar con ellos, a través del juego, dibujando o inventado historias, oriento y acompaño a madres y padres sobre las cuestiones relativas a sus hijxs. Si te preocupa puedes contactar conmigo al tel. 93 580 83 24.