¿Cuál es la mejor terapia para la ansiedad?

psicoanalista-angustia-cerdanyola

Cuando hablamos de angustia nos referimos a un estado afectivo displacentero que además de manifestarse en el plano anímico puede exteriorizarse en el cuerpo.

Psicólogo ansiedad Cerdanyola


En los últimos tiempos asistimos a un incremento de visitas en la consulta de psicología Cerdanyola por ansiedad o ataques de pánico; cuadros en donde la persona que me consulta está afectada por ansiedad: refiere ahogo, dificultades para respirar, taquicardia, etc. Con la dificultad, añadida, de poder enlazarlo con algún acontecimiento de su vida. Parece que la angustia viene, irrumpe de manera repentina en la vida de un sujeto que no sabe lo que le está pasando. La terapia psicoanalítica es un tratamiento eficaz para la ansiedad en Cerdanyola.

La persona angustiada parece bloqueada, un cuerpo sin músculos, no se muestra como una persona emocionada, es decir, llorando o gritando, aunque eso no quita que realmente está muy afectado por aquello que lo angustia; le cuesta representarse algo, falla en la verbalización y termina sus frases con un simple ‘no sé…no sé, no sé lo que me pasa’. El ‘no sé’ hace referencia a un no saber del sujeto cuando debe dejar de afirmar lo que dicen otros y pronunciar sus propias palabras. Percibimos la angustia de manera consciente pero los motivos que la originan tenemos que buscarlo, a través de la terapia, ya que son inconscientes, no podemos controlarlos.

En psicoanálisis Cerdanyola utilizamos como principal herramienta la palabra; el paciente nos habla, relata sus vivencias, sus quejas, conflictos o sueños, es decir, tomamos como material todo aquello que el sujeto quiere hablar sin restarle importancia, sin creer que eso que nos cuenta no tiene nada que ver con el ‘verdadero problema’; y a través de la escucha del psicoanalista el sujeto puede elaborar aquello que lo angustia y desvelar sus motivos inconscientes. No obstante, cualquier tratamiento de la ansiedad no consiste únicamente en hablar para sentirse mejor, es mucho más que eso. Supone tomar conciencia de cosas que uno desconocía sobre sí mismo. Cosas que tienen que ver con uno mismo, la pareja, el trabajo, las relaciones sociales y familiares e incluso la propia sexualidad. Solo cuando uno se conoce mejor y encuentra sentido a lo que le está pasando puede hacer las cosas de otra manera, se siente más libre, al mando de las riendas de su propia vida.

La terapia para la ansiedad consiste, también, en elaborar la idea que la angustia no siempre es algo malo, que se tenga que eliminar, sino que si nos afecta es porque tiene una función particular en el psiquismo.

Crisis de ansiedad

Una de las reacciones de ansiedad más intensas son los ataques de pánico. Estas fobias se caracterizan por la aparición de un temor excesivo que poco tiempo desarrolla un intenso e insoportable malestar.

Es cierto que en muchas ocasiones deseamos que nuestra existencia está marcada por lo placentero; sabemos también que ciertas situaciones nos pueden producir angustia y utilizamos estos momentos para replantearnos nuestra vida, porque algo nos indica que no funciona del todo bien y es necesario transformarlo. Sin embargo, si una persona intenta huir de una situación de su vida es porque hay algo en ella que no soporta. La huída, nunca es la mejor solución, ya que evita plantearse sus cosas y, por lo tanto, no tener que padecer emociones, sentimientos y pensamientos que son aparentemente desagradables para él. Para no tener que enfrentarse con las problemáticas del amor, del trabajo, del dinero. El sujeto, muchas veces, en vez de cambiar su realidad, la niega; pero esto no quiere decir que no le sigan pasando cosas.

Considerar la posibilidad de pedir cita con un psicólogo especialista en ansiedad o angustia no es un signo de locura. Hay situaciones o periodos en la vida que vienen acompañados de sentimientos de angustia y tristeza, así como de estados depresivos, y no tiene por qué tratarse de ningún trastorno, sino de afectos completamente normales en nuestra vida.